¡Ya ha llegado el lobo y te puedes quedar sin casa!

¿Lo compartes?

Haciendo alusión al conocido cuento de los tres cerditos, y sin pretender que se tome a broma esta comparación, queremos haceros ver que cualquier cazador que se vea implicado como autor responsable de unas lesiones o del fallecimiento del perjudicado, ya sea el perjudicado otro cazador o un tercero en general, puede llegar a perder no sólo su casa sino también puede verse embargado parte de su salario o la totalidad de su patrimonio personal y/o familiar.

14/7/2016 | MUTUASPORT

La entrada en vigor de la Ley 35/2015 el pasado 01-01-2016, Ley de Reforma del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a personas en accidentes de circulación, implica una serie de modificaciones muy importantes a la hora de calcular el importe a indemnizar a los perjudicados.

Accidente de una furgoneta contra una manada de jabalís.
Noviembre de 2015. Accidente de una furgoneta contra una manada de jabalíes en Pereiro, Orense.

Si bien dicha ley no es de obligado cumplimiento para hechos que no estén derivados de un accidente de circulación, no es menos cierto que, en su inmensa mayoría, estos son transados o valorados por medio del baremo de tráfico.

Todos los años ocurren accidentes durante la práctica de la caza, gestionados directamente por Mutuasport, que se pueden considerar como siniestros muy graves. Las indemnizaciones de este tipo de siniestros, como mínimo se van a duplicar bajo las mismas condiciones y aplicando el nuevo baremo. Ya hemos recibido la primera reclamación en un caso de fallecimiento, donde al cazador causante se le va a reclamar un importe del orden de los 375.000 euros, y hemos de aclarar que, en este caso en concreto, el asegurado no tenía hijos.

Las indemnizaciones que se pueden reclamar por cada uno de los hijos del fallecido, dependen de la edad de estos, pero para hacernos una idea son del orden de los 40.000 € por hijo. Como segundo ejemplo informaros de que a finales del año pasado falleció un cazador casado y con seis hijos, dos de un primer matrimonio y cuatro del segundo.  La indemnización mínima en este segundo caso ronda los 825.000 €.

Sólo hay una póliza de seguros para el cazador que actualmente alcance a cubrir estas situaciones que os describimos, y es la PREMIUM de MUTUASPORT, con un Capital Asegurado de 1.090.151,82 €.

Muy lejos de estas cifras queda el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil del Cazador, de 90.151,82 €, al que obliga la ley de caza a tener suscrito. Incluso la póliza de seguro “Tipo N”, de Mutuasport (la más básica de todas las comercializadas actualmente por la mutua) póliza que tiene suscrita el autor del disparo en el primero de nuestros ejemplos, siendo el Capital Asegurado en las pólizas “Tipo N” de 290.151,82€ lo que es manifiestamente insuficiente a todas luces.

¡No te quedes sin casa, sin parte de tu sueldo, sin patrimonio!

Contrata ya una póliza de seguros con una cobertura suficiente que te permita salir a cazar con tranquilidad.

Consulta a tu Federación de Caza o con Mutuasport.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *