Un cazador desaparecido podría haber sido devorado por cocodrilos

¿Lo compartes?

Scott Van Zyl llevaba más de una semana desaparecido en Zimbabue. Las huellas del cazador condujeron a las autoridades hasta la orilla de un río donde localizaron su mochila y restos humanos en el interior de los dos cocodrilos que encontraron en las inmediaciones y que decidieron abatir para esclarecer el caso. 

19/4/2017 | Redacción JyS

Scott van xxx junto a su mujer en una cacería. / Facebook
Scott Van Zyl junto a su mujer en una cacería. / Facebook

Según informa The Telegraph, el cazador profesional sudafricano Scott Van Zyl, de 44 años, salió a cazar en compañía de sus perros y de un rastreador natural de Zimbabue el pasado viernes, pero desde entonces no se han vuelto a tener noticias de él.

Van Zyl, que era dueño de una compañía de caza que organizaba safaris en Zimbabue, iba en una camioneta con su guía, hasta que decidieron bajar y tomar direcciones opuestas para pistear un animal. Sin embargo, no se volvieron a encontrar. Los perros del orgánico volvieron al campamento al día siguiente, pero ni rastro del dueño. Los enseres personales de este fueron encontrados dentro del vehículo junto a su rifle.

Helicópteros, rastreadores y buzos han investigado la zona palmo a palmo y equipos de rescate han distribuido la imagen de Van Zyl en distintos poblados y municipios, así como a los pescadores en las orillas del río Limpopo, lugar hacia el que se dirigían las huellas humanas avistadas.

Sakkie Louwrens, quien participó en la búsqueda, asegura al medio británico que la policía y los servicios de conservación de la naturaleza decidieron abatir dos cocodrilos sospechosos de ser los causantes de la desaparición. “En su interior hallamos lo que podrían ser restos humanos”, afirma Louwrens. Los forenses están estudiando estos restos.

En el último mes, han muerto cuatro personas en las fauces de los cocodrilos en Zimbabue. Entre estas víctimas figura un niño de 11 años.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *