Castilla y León // Los cazadores prevén una temporada de caza muy buena, mejor que la media

¿Lo compartes?

El presidente de la Federación Regional de Caza, Santiago Iturmendi, y el resto de cazadores que integran el colectivo se han llevado este año «una sorpresa muy agradable al andar por los campos durante la media veda».

12/10/2013 | El Norte de Castilla

El año pasado se vivió la peor temporada de perdiz de los últimos 25 años, pero en esta edición «la naturaleza es sabia y ha impulsado un esfuerzo reproductor tan grande que hemos visto ya polladas muy largas, dobles, de 15 y 18 ejemplares, a lo que se añade que hay mucha cantidad de girasol en el campo que es donde se esconden».
Ésta es la razón principal por la que los cazadores prevén una temporada muy buena de caza, «en cuanto a la liebre, la especie se va recuperando después de todo lo que sufrió con los últimos envenenamientos, sobre todo en Tierra de Campos, la mejoría es lenta pero ya es notable en el campo».
El cuarto domingo de octubre se abre la temporada de caza menor en Castilla y León según establece la Orden Anual de Caza del Gobierno regional. Se prolongará hasta el último domingo de enero. Especial atención se debe prestar en aquellos cotos en los que cacen las asociaciones pertenecientes a la Federación Castellano y Leonesa de Galgos y que estén inscritas en el Campeonato de España o de Castilla y León de Galgos porque podrán adelantar la caza de la liebre al día 12 de octubre mediante solicitud a la Dirección General de Medio Natural.
La caza menor es aquella en que se persigue a cualquier animal salvaje menor que un zorro común. Se lleva a cabo sobre animales pequeños como el conejo, la liebre, la codorniz, tórtolas y palomas, la perdiz roja, el faisán y ciertas aves acuáticas. Y además, la caza menor es, después de la pesca, el deporte más popular que se practica al aire libre. Los cazadores regionales, de Castilla y León, 122.690 según el último censo que administra la Junta, preparan ya sus escopetas y sus perros.
No obstante, y aunque todo está preparado, los cazadores están preocupados por el permiso de la Junta a las quemas contra los topillos en plena campaña. «Parece que somos un país tercermundista y que no hay medidas más eficaces, ya hemos visto que las quemas no sólo acaban con la fauna cinegética sino también con el resto de animales», asegura Iturmendi que aclara que «los cazadores que hemos estado todo el día en el campo no hemos visto una cantidad alarmante de topillos como para tomar este tipo de medidas tan agresivas».
Liebre con galgo
Por otro lado, y en lo que tiene que ver con la caza de liebre con galgo, todos los perros participantes deberán permanecer sujetos hasta el inicio de una carrera, momento en que podrán soltarse hasta un máximo de 2 galgos, no pudiendo iniciarse una carrera hasta que todos los perros vuelvan a estar sujetos, según la normativa.
En cuanto a la modalidad de esperas de palomas migratorias en pasos tradicionales, hay que recordar que está permitida ya desde el 1 de octubre hasta el 30 de noviembre, sin limitación de días hábiles. Los puestos de tiro, tanto aislados como en línea, son fijos y han de estar necesariamente emplazados en las cumbres de las cordilleras o en zonas altas de sus laderas; no se permiten las escopetas volantes ni transitar fuera de los puestos con armas desenfundadas. Por eso, los titulares de los cotos de caza en donde existan pasos de palomas no tradicionales y que deseen realizar su aprovechamiento, deberán hacerlo constar en sus Planes Cinegéticos, y solicitarán de los Servicios Territoriales las autorizaciones pertinentes para su caza desde puestos fijos, acompañando un plano de la línea de tiro donde quede reflejada la ubicación de los puestos, con idéntico período hábil que para los pasos tradicionales.
La normativa recuerda además que mientras se está practicando la caza de palomas migratorias en pasos tradicionales y no tradicionales, queda prohibido el ejercicio de la caza, en una franja de seguridad de 150 metros en torno a la línea de tiro. Durante el desarrollo de esta modalidad de caza, sólo se podrá disparar a palomas y zorzales, no se permite la tenencia ni el uso de balas durante el ejercicio de la misma. La caza de la becada puede practicarse únicamente en las modalidades de «al salto o a rabo» y «en mano», estableciéndose un cupo máximo de tres becadas por cazador y día.
Caza mayor
En cuanto a la caza mayor, el período hábil para el jabalí ya comenzó el último domingo de septiembre, hasta el tercer domingo de febrero. Respecto a las solicitudes o comunicaciones de monterías y batidas, el titular puede presentar con la primera solicitud o comunicación de la temporada un plano conjunto del coto en el que se establezcan gráficamente el total de manchas a dar en la temporada debidamente numeradas.
En caso de optar por la presentación de este plano conjunto, el solicitante sólo debe indicar en ulteriores solicitudes o comunicaciones el número de mancha a dar, sin necesidad de presentar un nuevo plano cada vez. En los aguardos o esperas nocturnas al jabalí, el titular está obligado a comunicar al Servicio Territorial correspondiente el resultado de los aguardos o esperas nocturnas en el plazo máximo de quince días naturales. El incumplimiento de esta obligación dará lugar a la denegación de nuevas autorizaciones o a la revocación de las ya autorizadas.
Y por último, en lo que se refiere a la media veda que se cerró el pasado 15 de septiembre, el balance que hace la Federación ha sido «muy normal pero mejor que el año pasado» tras un mes de caza. En Castilla y León a los cazadores les corrió mejor suerte de lo esperado, sobre todo en las provincias del centro y norte de la Comunidad. Mientras los cazadores de León abatieron una baja cantidad de codornices, en las zonas de regadío, y en concreto en las vegas del río Esla, las perchas fueron algo más pobladas. En Zamora los cazadores aclaraban que «la situación no puede ser peor» a la vez que algunos cotos optaron por no abrir. También en Segovia la codorniz ha criado «bastante mal este año». La mejor valoración de la media veda se la queda las provincias de Burgos y Soria.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *