Castilla y León // La Federación de Caza destaca la buena crianza de perdiz, liebre y palomas

¿Lo compartes?

La Federación de Caza de Castilla y León apunta unas buenas expectativas para la nueva temporada de caza que comienza el domingo y pide «respeto a la actividad cinegética y prudencia para evitar accidentes».

24/10/2013 | La Opinión de Zamora

Subraya que «las poblaciones de caza menor, en general, han tenido una buena cría. Las perdices han sacado polladas numerosas. La liebre parece recuperarse de los envenenamientos sufridos en la plaga de topillos, y palomas torcaces y bravías nunca han sido tan numerosas. Solo el conejo parece no terminar de levantar cabeza con la enfermedad hemorrágica que sigue marcando los tiempos en sus densidades. Las migratorias, como la becada y las anátidas, estarán en función de los temporales del norte de Europa».

Pone de relieve que «cada coto deberá desarrollar su temporada de acuerdo con su plan cinegético vigente y según las existencias y situación poblacional de las especies». Desde esta Federación se recuerda a los gestores que «las medidas que emprendan deben ir siempre encaminadas a una buena autogestión del terreno que afecte de forma positiva a las poblaciones cinegéticas».

Para la Federación de Caza «es un ejercicio importante y necesario llevar a cabo trabajos en los que participen todos los socios». Indica que «los cupos no son un capricho, provienen del cálculo de extracción de poblaciones para no mermar las posibilidades de futuras generaciones de animales de caza, como los horarios y zonas de reserva que hay que implantar cuando la densidad poblacional lo recomienda».

Hace especial hincapié en que se tomen «medidas de seguridad en todas y cada una de las jornadas de caza». Apuntan que «los montes estarán muy concurridos por senderistas, ciclistas, aficionados a los hongos y recolectores de todo lo imaginable». También advierten que «el campo también puede tener dueño, y que todos y cada uno de los aprovechamientos que ofrece, y en todas las estaciones, tienen unas normas de uso y recolección que corresponde a sus titulares, sean particulares, ayuntamientos y mancomunidades , y que para la recogida de estos frutos o el uso del terreno, tenemos normas; y aunque tengamos unos derechos, estos siempre vienen acompañados de obligaciones».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *