Castilla- la Mancha // La nueva Ley regional autorizará la caza con hurón y la cetrería

¿Lo compartes?

La estampa de cazadores en la nieve no se podrá ver en Castilla-La Mancha. Como mucho, se podrá contemplar en uno de los cuadros que pintó Brueghel y que hoy se puede disfrutar en un museo de Viena (o través de los buscadores de imágenes de Internet).

14/04/2014 | La Tribuna de Albacete | LUIS J. GÓMEZ

Cazar cuando hay nieve es una de las nuevas prohibiciones que establecerá la Ley de Caza de Castilla-La Mancha. Y es que la lista de restricciones crece y se vuelve más específica en comparación con la que había en la normativa de 1993.
La estampa de cazadores en la nieve no se podrá ver en Castilla-La Mancha. Como mucho, se podrá contemplar en uno de los cuadros que pintó Brueghel y que hoy se puede disfrutar en un museo de Viena (o través de los buscadores de imágenes de Internet). Cazar cuando hay nieve es una de las nuevas prohibiciones que establecerá la Ley de Caza de Castilla-La Mancha. Y es que la lista de restricciones crece y se vuelve más específica en comparación con la que había en la normativa de 1993.
Pero no todos son prohibiciones. La futura Ley de Caza sacará de lista negra a la práctica con hurón (hasta la fecha se permitía de forma excepcional). También se levanta la veda para la cetrería con aves rapaces, ya que se trata de una práctica reconocida incluso por la Unesco. Entre las armas autorizada entran el arco, la ballesta y la lanza, algo que ya se había reconocido previamente en reglamentos anteriores.
Una de las prohibiciones se hace para los días de reducida visibilidad, como los de niebla, lluvia, nevada o humo. La Ley aclara que cazar estará prohibido cuando la visibilidad sea reducida «de forma tal que se vea mermada la posibilidad de defensa de las piezas de caza o pueda resultar peligroso para las personas o bienes». La normativa incluso llega a concretar que se prohíbe cazar cuando la visibilidad sea inferior a 250 metros. Si no hay problemas de visibilidad, la Ley recuerda que no se puede disparar cuando «no haya sido reconocida la especie, cuando no se distinga la edad y/o sexo». Los copos también son un handicap incluso cuando haya terminado de nevar. La Ley expone que no se puede cazar cuando la nieve cubra el suelo. Se justifica porque en esos casos «quedan reducidas las posibilidades de defensa de las piezas de caza».

No a los días de fortuna. Otra de las prohibiciones que trae la ley es la de cazar en los llamados días de fortuna. Así se definen los días en los que las piezas de caza «se ven privadas de sus facultades normales de defensa u obligadas a concentrarse en determinados lugares». Es lo que puede ocurrir, por ejemplo, como consecuencia de los incendios, inundaciones o sequías.
La Ley también prohíbe cazar a la hembra de jabalí seguida de crías, ocultarse detrás de animales, carros o remolques, y disparar a las palomas a menos de 1.000 metros de un palomar. Para preservar la naturaleza, la normativa también prohíbe dejar vainas o casquillos de munición salvo que sean de difícil de recuperación. Los cazadores tampoco «podrán dañar, alterar o destruir la vegetación o elementos que componen los lugares de cría».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *