Castellón // Los ‘paranyers’ acusan al Gobierno de perseguir esta modalidad de caza

¿Lo compartes?

El parany científico se ha suspendido porque la Fiscalía General del Estado lo está investigando y porque el Ministerio de Medio Ambiente ha ordenado al Consell que así sea.

13/11/2013 | El País

Estos dos son los motivos, junto con las presiones de los ecologistas, que el colectivo de paranyers esgrimió ayer tras la suspensión de la Consejería de Medio Ambiente de la resolución que autorizaba hasta 33 paranys como puntos de observación de migración de aves.

Apaval reunió ayer a este colectivo en el salón de plenos del Ayuntamiento de Vila-real, donde es teniente de alcalde por Compromís el anterior presidente de la organización, Pasqual Batalla. “Todo lo que yo diga aquí lo digo como vicepresidente de la asociación europea de caza tradicional”, dijo Batalla para después manifestar que la decisión del departamento que dirige Isabel Bonig es “inadmisible, intolerable e incomprensible”. Batalla habló de las “presiones” de la fiscalía y de una llamada que se hizo desde el Ministerio al Consell “para que lo pararan”.

Antes que él tomó la palabra el actual presidente, Miguel Ángel Bayarri, quien también desveló ante los presentes que el Ministerio Público está detrás del parany científico. “La fiscalía ha actuado sobre la universidad”, aseguró. La consejería autorizó estos puntos para una investigación promovida por dos profesores del Departamento de Ingeniería Rural de la Universidad Politécnica de Valencia, que también asistieron a la reunión. La investigación no ha tenido el aval de la comunidad científica ni de los expertos en ornitología y la consejería basó su decisión en este rechazo global pese a asegurar que su actuación fue correcta.

Los representantes de Apaval lanzaron duras acusaciones contra los ecologistas, a quienes acusaron de criminalizarles. También acusaron al Consell de caer ante “el lobby ecologista”. Ante la nueva resolución de la Consejería de Medio Ambiente emitida este lunes (por la que se dio marcha atrás al parany científico), el colectivo anunció que se van a reunir con los aficionados de Francia y el resto de Europa para que la Unión Europa apruebe finalmente la caza siguiendo el “método francés”, una variante que sí ha conseguido ser considerado como una excepción a la directiva europea sobre aves.

Esta es la vía que ayer apuntó la consejera Isabel Bonig al anunciar que planteará la modificación de la legislación valenciana sobre la Ley de Caza para adaptar el parany a la modalidad francesa. “Uno de los principios de la UE es el de igualdad, queremos el modelo francés”, dijo. Y esto es lo que ayer defendió Bayarri y Batalla. Otros representantes de Apaval también hablaron de los estudios. “Llevamos desde el 2001 recogiendo datos, tenemos 36.000 aves censadas y el 10% anilladas”, dijo uno de ellos para asegurar que presentarán el estudio que demostraría que el parany, pese a las sentencias en contra, sí es selectivo.

El colectivo ha anunciado un verdadero combate y avisa de las consecuencias si sus reivindicaciones no son atendidas. “La consejera no contará con el voto de Apaval”, dijo uno de ellos.

Desde la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), una de las organizaciones que recurrió las autorizaciones del Consell al asegurar que el parany no sirve como método científico, avisa de que la suspensión no es el fin de su lucha. “Este año hemos denunciado 149 puestos desde que empezó la temporada en octubre”, explicó Mario Giménez. Sí reconoció que es una de las cifras más bajas de los últimos años gracias a la entrada en vigor del artículo del Código Penal que consideró delito esta caza.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *