Castellón // Diez años con el parany cerrado

¿Lo compartes?

Un año más sin poder cazar, y ya van diez. La modalidad con más tradición en Castellón sigue estando prohibida por ley, aunque los aficionados no se rinden (muchos, no obstante, están empezando a cansarse de tanta promesa incumplida).

10/10/2013 | El Periódico Mediterráneo

La asociación Apaval acaba de quemar su último cartucho y ha presentado a Les Corts Valencianes (lo hizo el pasado jueves) su propuesta de decreto ley para que el parany sea definitivamente legal. Para ello se ha asumido el llamado modelo francés, en el que los paranyers no matan al tordo, solo lo capturan, como única solución para seguir practicando caza. Y si no hay nuevos contratiempos (todos los partidos políticos, con la excepción de Esquerra Unida, ya han dicho que apoyarán la propuesta) todo parece indicar que esta podrían ser la última temporada con los paranys cerrados.

Aunque en los últimos años desde Apaval se ha movido Roma con Santiago, la realidad es que hoy por hoy el parany sigue estando prohibido. Y eso que al Consell voluntad no le ha faltado. El ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se comprometió hace unas semanas con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a mediar ante Europa para encontrar una solución y poder legalizar el parany siguiendo el modelo francés de no dar muerte al animal. Una promesa que el jefe del Consell logró arrancar al ministro en un encuentro informal. Y en este cambio de impresiones también estuvo presente la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, y la vicesecretaria de Organización del PP, la castellonense Marisol Linares, quien en los últimos años ha encabezado políticamente la defensa del parany.

El único punto en el que incidió Arias Cañete fue en la necesidad de modificar ya la Ley de Caza de la Comunitat, después de la decisión del Tribunal Constitucional de declarar nulo el apartado que hace referencia al parany. Tanto Fabra como Bonig le aseguraron que la reforma de la normativa está prácticamente lista.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *