Carpfishing en río

¿Lo compartes?

Bienvenidos a todos de nuevo por aquí.

Hoy voy a tratar de dar unas pequeñas nociones de pescar grandes ciprínidos en río, sobre todo la especie más numerosa que puebla nuestras aguas, no es otra que la carpa.

Antes de meterme de lleno, quiero recordaros que las carpas de embalse son distintas a sus hermanas de río.

DSC_0165

¿En qué sentido?, pues bien, una carpa de río tiene que luchar contra la corriente y subidas repentinas del caudal, crecidas por la suelta de los pantanos, e incluso por los obstáculos que se encuentra cada día en sus zonas de alimento, esto no sucede con las carpas de embalse, por lo que la morfología física de las carpas de río varía, y serán éstas, las que demuestren más resistencia, potencia y musculatura en sus cuerpos.

Esto tiene una lectura positiva para nosotros, y no es otra, que a la hora de la lucha, está puede llegar a convertirse en titánica, algo que agradeceremos en gran medida.

El equipo.

No va a ser muy diferente al que podemos usar para embalse, las cañas de 12 ó 13″, pero a ser posibles de acción parabólica o semiparabólica, ya que serán las que mejor amortiguén las embestidas de nuestras amigas.

En cuanto a los carretes, aconsejo que tenga un buen freno y la suficiente potencia para detener la primera salida, en mi opinión, prefiero aquellos que llevan el sistema baitrunner, pero eso ya va por gustos y preferencias.

DSC_0175

En cuanto a la línea, prefiero el monofilamento al trenzado, ya que me gusta que éste tenga elasticidad, cosa que el trenzado carece de ella, eso sí, la resistencia de éstos ha de ser alta, solemos montar diámetros de 0,35 a 0,40 mm, siempre montados con un terminal de choque o lead core, ya que son los primeros centímetros de nuestra línea las que sufrirán un gran desgaste por el roce de piedras, ramas, carrizos, etc.

El resto de material, podréis verlo en otro pasado artículo que hice sobre el material de carpfishing, aquí he intentado dar cierta diferencia con algunos materiales, pero repito que serán prácticamente los mismos que los que podemos usar en un embalse.

Relato de una sesión en río.

En este pasado puente de Mayo, compartí sesión al carpfishing con mis compañeros de pesca: Luis y Jonathan.

La jornada fue de un día entero y pudimos extraer muchas lecturas positivas de aquel día.

DSC_0181

En primer lugar observamos como el río aún traía cierto caudal, cosa que no nos beneficiaba en gran medida, por lo que optamos por coger una zona del río más remansada, observamos que en la otra orilla, había un gran hueco donde el agua se mantenía muy estática, es allí donde decidimos colocar nuestros cebaderos y posturas.

Una vez estudiado el terreno, comenzamos con la preparación de todos nuestros equipos y fundamentalmente con los cebos que íbamos a emplear.

DSC_0113

Usamos para todos los cebaderos: engodo compacto, maíz, boilies, pellets y frolic, al saber que los cebos se mantenían estáticos gracias a aquella zona remansada, no escatimamos en cantidad, sobre todo para un primer contacto, ya que si empezaban a comer (como así fue), solo tendríamos que echar cada cierto tiempo algo más de cantidad, para que el cebadero se mantuviera constante.

Nota: Para asegurarnos que las posturas se mantenían estáticas en nuestros cebaderos, optamos por poner plomadas de entre 120 a 150 gr.

CSC_0183

Una vez hecho esto, las picadas no se hicieron esperar, a lo largo de todo el día logramos sacar 20 carpas, de pesos, tamaños y clases diversos, entre ellas las comunes, royales y las preciosas full scaled y las cuero.

En esta jornada alternamos boilies flotantes con fondantes, llevándose el mayor número de captura el boilie fondante.

Hay que recordar que la pesca del carpfishing en río, requiere de cierta atención, ya que normalmente, siempre se buscan las orillas opuestas, es donde las carpas suelen encontrar parte de su alimento natural, a parte que es allí donde se encuentran más protegidas y resguardadas.

DSC_0142

¿Y a qué viene esto?, si dejamos que la carpa salga huyendo despavorida, sin tener los frenos bien activados, amén de las alarmas y que a la vez nosotros, no nos encontremos a unos cuantos metros de nuestras cañas, podéis ir rezando, ya que lo más probable es que nuestra competidora se haya perdido literalmente hablando, entre un sin fin de ramas, espadañas, árboles o arbustos que encontrará nada más notarse prendida de nuestro anzuelo.

Aquí, ya no existe solución, bueno una que a veces resulta, rezar, y si alguien conoce otra, que me lo diga por favor.

Siempre positivo, pero reivindicativo.

Como todo en la vida, también en la pesca se sacan lecturas positivas de las jornadas, hacer grandes amigos, inolvidables momentos, nuevas técnicas, cebos e incluso argot novedoso que integrar en tu lenguaje de pescador.

DSC_0095

Sin olvidar a las protagonistas que hacen de todo esto el complemento idóneo, es aquí donde quería hacer un llamamiento a los que nos dedicamos a la captura y suelta.

Opino, que no basta con ser un fiel amante de la naturaleza y de su fauna, si no también una persona que vela para que el día de mañana, la pesca siga teniendo grandes, sanos y bonitos ejemplares en nuestros ríos y embalses.

DSC_0121

Esto se consigue haciendo un gesto simple, pero a la vez delicado y respetuoso, los pasos a seguir serían estos, eso sí, quiero hacer hincapié que siempre con el respeto a todos los que amamos y nos dedicamos a este maravilloso mundo de la pesca.

En el mundo del carpfishing, la captura y suelta es casi un hecho, aunque aún hay personas que pueden saltarse algún paso, y esto es lo único que quiero recalcar y aconsejar.

Me refiero sobre todo al uso del antiséptico, algo que no cuesta apenas nada, y que puede salvar la vida de muchas de nuestras capturas, dando por hecho el uso de la moqueta, saco de pesaje y una buena sacadera.

DSC_0080

Incluso ya somos más los que también usamos anzuelos sin muerte o micromuerte, esto también hará que la herida sea mucho menos grave y cicatrice en menor tiempo.

Todo esto que os acabo de comentar y recomendar, lo digo porque en muchas zonas donde pesco, en bastantes ocasiones, las carpas salen con los labios prácticamente destrozados, con quistes e incluso sin apenas partes de boca, está muy bien soltarlas, pero con este gesto, a veces no es suficiente.

Y no sabéis la alegría que da ver un ejemplar que sale impoluto del agua y vuelve a ella en la mismas condiciones.

DSC_0083

Seguro que muchos de vosotros os sentís muy identificados con la causa, espero que cada día seamos más los que nos unamos a ella.

Un cordial saludo a todos y feliz pesca.

 

 


¿Lo compartes?

2 comments

    1. 0
      Juan Carlos García García ( User Karma: 0 ) says:

      Sin problema, el tema es que no se quien eres, jeje.
      Un saludo y ya quedaremos para hacer una buena jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *