Cantabria // La Reserva del Saja cierra la campaña con 1.278 jabalíes

¿Lo compartes?

La temporada de caza 2013-2014 ya es historia. Con el calendario de cacerías completado -este fin de semana se han celebrado las cinco últimas-, el balance final que arroja la Reserva del Saja es de 1.278 jabalíes, la segunda mejor campaña tras la 2011-2012, en la que la cifra final de capturas fue de 1.406 animales.

26/02/2014 | El Diario Montañés

Pese a que los primeros meses de actividad fueron bastante más pobres de los esperado, tanto por las adversas condiciones climatológicas, como por la abundancia de maleza en los montes, con el paso de las semanas las cosas fueron mejorando y, de esta manera, los números de la Reserva se fueron aproximando a lo que los más optimistas habían augurado. Es decir, se fueron abatiendo muchos jabalíes porque la caza abundaba, algo que ya había quedado antes patente en la práctica totalidad de los montes de la región. Era rara la cacería en la que no se levantaba algún jabalí, algo que, echando la vista atrás algunos años, era prácticamente una quimera. Montes en los que hace muy pocas temporadas no había ni demandas, este año -y también en los anteriores- han contando con jabalíes, algo que, como es lógico, ha permitido a los aficionados disfrutar de buenas cacerías.
Con la llegada de los primeros fríos, ya bien metidos en el mes de diciembre, y pese a que el monte seguía estando alto, las capturas fueron creciendo y los cupos, diferentes en cada comarca, fueron saliendo a la luz.
También hizo acto de presencia el lobo, que este año, por diferentes motivos, ha tenido un papel protagonista en la Reserva y es que también han hecho acto de presencia en zonas en las que no eran, en absoluto, frecuentes.
Últimos resultados
Por lo que respecta a los resultados del último fin de semana, cabe destacar la cacería de la cuadrilla de José Antonio Llorente en Arabedes, en donde se abatieron 10 jabalíes. Tampoco les fue mal a los de Mariano Casares en Onquemada, de donde se bajaron con ocho cerdos salvajes. Margaperas, con un ejemplar abatido por la cuadrilla de Jesús Prado, cerró la temporada en la comarca lebaniega. En Valfría, en Cabuérniga, los de Marcelo Gutiérrez, no tocaron pelo. Mejor suerte tuvieron los componentes de la cuadrilla de Carlos Antuñano en Montabliz, en donde lograron hacerse con un ejemplar.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *