Candín sortea 25 piezas y cinco batidas de jabalíes entre cazadores locales

¿Lo compartes?

En el lado opuesto de la balanza del proceder de los furtivos se encuentran las actuaciones llevadas a cabo por la administración autonómica y local para controlar la población de la fauna en zonas como la Reserva de los Ancares.

10/07/2014 | Diario de León

A través de subastas y sorteos se determina el cupo de animales a abatir y se abre la posibilidad legal a los cazadores para practicar este deporte dentro de la legalidad.

Precisamente el último de los sorteos de piezas tuvo lugar el pasado fin de semana en el municipio de Candín, donde el Ayuntamiento y las Juntas Vecinales pusieron a la disposición de los cazadores locales 25 piezas de caza mayor a precios cerrados, así como batidas de jabalíes y perdiz.

En concreto de los 61 cazadores que forman la asociación local, se presentaron 20 solicitudes para abatir estas piezas en las fechas que determine la administración autonómica para los cuarteles de Tejedo y Balouta y, siempre, bajo la supervisión de un celador de la Reserva de Ancares.

Entre las piezas ofertadas a los cazadores locales destacaba, por su precio —700 euros— una cabra montés (macho), seguido por una cierva (no medallable) or 320 euros.

El alcalde de Candín, José Antonio Álvarez Cachón, destacaba que el precio fijado para estos sorteos es sensiblemente inferior al de las subastas de la Junta al estar destinadas a cazadores locales.

En municipios de reducido tamaño como Candín, enclavado en la Reserva de los Ancares, este tipo de subastas o sorteos de caza puede llegar a suponer en torno al 20% de los ingresos previstos en el presupuesto municipal, «y el 100% para aquellas juntas vecinales que no tienen aprovechamientos madereros arriendo de pastos».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *