Ballesteros analiza en su obra la caza en el siglo XVII

¿Lo compartes?

El abogado Santiago Ballesteros presentó ayer el libro ‘Don Quijote gran madrugador y enamorado de la caza’, en un acto desarrollado en el museo dedicado a este personaje literario y en compañía del director del Canal Caza y Pesca, Juan Delibes; el presidente de honor de Aproca, Ricardo Ayala; y el concejal de Cultura, Pedro Lozano.

27/03/2015 | La Tribuna de Ciudad Real | Diego Farto

Presentación del libro / Fotos Rueda Villaverde
Presentación del libro / Fotos Rueda Villaverde

En unas declaraciones ante los medios de comunicación, Ballesteros recordó el vínculo que Ciudad Real tiene tanto con la caza como con el caballero de la triste figura, antes de reconocer que sin esa doble relación «no hubiera sido posible sacar este libro». Para su elaboración estuvo más de año y medio trabajando en la investigación y elaboración de una obra que, a su juicio, «permite entender cómo era la caza en el Siglo de Oro».
Ballesteros insistió en que en la época de Cervantes «se cazaba todo» y las principales diferencias con la práctica actual es que hoy en día ésta es una actividad mucho más comercial. Del mismo modo recordó que el periodo de los siglos XVI y XVII fue el de la transición entre las armas blancas y las de fuego.
A este punto se refirió también Juan Delibes, quien recordó que en la época barroca la caza con arcabuz estuvo prohibida durante muchos años. En este sentido, el también investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas reconoció que hoy en día la caza «tiene tantas facilidades que muchos cazadores no vemos el sentido a lo que hacemos», de donde ha surgido una corriente que intenta volver a métodos antiguos, como el alanceo. Una actividad que fue determinante en el germen de la obra de Santiago Ballesteros.
El concejal de Cultura recordó también la doble capitalidad de Ciudad Real como tierra de caza y de Don Quijote, antes de incidir en el interés del Ayuntamiento en que el museo se convierta en lugar de reflexión sobre Cervantes y su obra. A su vez, Ricardo Ayala felicitó al autor y recordó su larga vinculación con las instituciones del mundo cinegético.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *