Baleares // «Hay muchas mujeres que practican la caza»

¿Lo compartes?

Xisca Capó ha conseguido un gran logro, pero este logro toma más importancia cuando se conoce que además es la campeona de Balears de los últimos 4 años y que todo esto lo ha conseguido con tan sólo 20 años.

09/10/2013 | Diario de Mallorca

Pero ella no se conforma y quiere más y por eso el próximo 26 de octubre competirá en el campeonato del mundo, que se celebra en Croacia, para intentar alzarse con un nuevo título.

-¿Es la caza un mundo de hombres?

-No, las mujeres estamos muy presentes en el sector. Hay muchas que cazan de manera amateur pero sí que es cierto que pocas mujeres se atreven a competir profesionalmente y este hecho provoca que a priori sean menos visibles. Por ejemplo, aquí en Balears hace cuatro años que soy la campeona de la comunidad y en todo este tiempo nadie más se ha presentado para optar al título. También es significativo que en el campeonato de España todas las mujeres pasamos directamente a la final y en cambio, en la categoría de hombres tuvieron que hacer una criba debido a que se presentaron muchos más.

-¿Le sorprende a la gente que siendo tan joven se dedique a la caza?

-Sí, les choca un poco. De hecho, yo tampoco suelo decirlo y mucha de la gente que me conoce no sabía que tenía como hobby la caza. A raíz de hacerse público que gané el campeonato de España lo han sabido y se han sorprendido. También llama más la atención cuando se conoce que tengo un hermano y que él pasa del tema de la caza y soy yo quien va con mi padre a entrenar y competir. Pero no soy la única. Hay una generación de jóvenes que les gusta la caza y ahora empiezan a competir.

-¿De dónde viene su pasión por la caza?

-De mi padre, Joan. El es cazador y ha sido campeón de Balears. Desde pequeña he vivido todo este mundo de cerca. Tengo que reconocer que al principio las aves que cazaba mi padre me daban pena pero con el paso del tiempo me aficioné a acompañarlo a entrenar hasta que decidí probarlo, y me gustó.

-¿Desde cuándo compite?

-Hace cuatro años que me saqué la licencia de caza y desde entonces práctico regularmente, entre una y dos hora por semana, y compito todo lo que puedo.

-La modalidad San Huberto es muy precisa. Tiempo y cartuchos limitados y jueces que la acompañan. ¿Estos requisitos imponen una presión extra?

-Influyen a que estés nerviosa pero si compites ya sabes que es la mecánica que hay y la interiorizas. Lo que verdaderamente me presiona es la misma competición, el saber que tienes una decena de contrincantes que tienen el mismo objetivo que tú y que no sabes el resultado final hasta que termina el turno de la última cazadora. Le mentiría si le dijera que la primera vez que competí no me impuso ver, cuando estaba a punto de disparar, que todo el mundo estaba pendiente de mí.

-Parte del éxito de la competición recae en el papel que juegue su perra. ¿Cuál es tu relación con ella?

-Mi relación con Jiga es muy buena. Entreno con ella desde hace dos años en el campo de tiro de sa Pobla y pasamos mucho tiempo juntas para entrenar y corregir los errores que ella pueda tener. Me ayuda mucho mi padre porque a él le gustan mucho los perros; tiene mucha mano izquierda y es muy buen cazador.

-¿Cómo afronta el campeonato del mundo?

-Con mucho respeto porque las condiciones para competir son distintas. El clima es mucho más frio, el terreno es más salvaje y las piezas que tenemos que cazar serán faisanes y nunca antes los he cazado. Pero afronto la competición con ganas de quedar en un buen lugar.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *