Ávila // «Los montes abulenses están muy necesitados»

¿Lo compartes?

Los montes son claves para todos los demás sectores del desarrollo rural, tal y como afirman desde el Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León.

19/05/2014 | Diario de Ávila | Ana Agustín

Esta, junto a la cercanía temporal de la puesta en marcha de la campaña contra incendios forestales, es la razón de que Diario de Ávila haya querido conocer qué labores han de realizarse en el monte de la provincia durante todo el año, cual es su riqueza, los riesgos a los que está sometido… Luis Eduardo Canelo es el representante del Colegio de Ingenieros de Montes en Ávila y afirma que la provincia de Ávila es muy rica y variada en materia forestal. Llama la atención que, aún con la buena noticia de la recomendación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) a las comunidades autónomas para que destinen un 15 por ciento del presupuesto de los programas de Desarrollo Rural a medidas forestales,«la Junta de Castilla y León ha previsto reducir esta cifra hasta el 11 por ciento», lo que implica un recorte en la recomendación del 27 por ciento. Sin embargo, «nuestros montes están muy necesitados», afirma este ingeniero de montes abulense.
La importancia económica directa de los montes de la provincia es elevada. Los empleos, los negocios y los aprovechamientos que origina este ámbito son muy importantes y a ello hay que añadir, «aunque no es tan fácilmente cuantificable», la actividad económica indirecta que generan los montes.
Según el Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León, el actual proceso de lignificación de los ecosistemas forestales con el consiguiente incremento de riesgo de daños por incendio, es la mayor amenaza para la seguridad de las poblaciones e infraestructuras económicas de muchas comarcas rurales. Además, el turismo rural es, en buena parte, turismo forestal. Los pastos forestales son imprescindibles para la supervivencia de las explotaciones ganaderas extensivas, los productos forestales como leñas, setas, caza, pastos o frutos silvestres son básicos para la economía doméstica de la población rural y de las entidades locales y los trabajos forestales son exhaustivos en mano de obra de forma que hasta el 90 por ciento del gasto en trabajos de limpieza de montes se traduce directamente en jornales y, por lo tanto, en empleo rural contribuyenso así a la fijación de población. Estas razones, que se enumeran desde el Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León son más que suficientes para justificar económicamente la necesidad de contar con partidas presupuestarias «suficientes» para «cuidar» los montes.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *