Asturias // Manuel Suárez, vocación por la caza

¿Lo compartes?

«Un cazador es ecologista por encima de todo y cazando no se termina con las especies animales». Lo dice convencido Manuel Suárez León, nacido en Veyo (Llanera) en 1942 aunque reside en Lugones desde hace décadas.

17/12/2013 | La Nueva España

Manuel es el presidente de la Asociación de Cazadores “La Perdiz” desde junio de 2002. “Empecé con la afición a cazar con 14 años y llevo toda la vida desde que tengo uso de razón”, comenta Suárez, que destaca que nadie antes en la familia se había dedicado a cazar. “Ni mi padre ni el resto de la familia tenía esta afición que yo sí tuve”, comenta. Lo hace en caza menor, aunque también estuvo en la cuadrilla de Ovidio, en La Miranda (Llanera). “Cuando no había cotos había que ir hasta León, Zamora o Valladolid. Luego seguí yendo alguna vez a León, pero siempre estuve cazando en Llanera”, relata el presidente de “La Perdiz”, aunque recuerda que estuvo también tres años cazando en Villayón.

“La Perdiz”, fundada en 1929 aunque con registro desde 1932, es la sociedad de cazadores más antigua de Asturias. “Está muy céntrica y es muy cómoda para la gente del centro de Asturias”, consideraSuárez.

Ser cazador es “muy sacrificado y muy duro porque te mojas, pasas frío… por lo que debes tener mucha afición”. Las batidas son al amanecer y el cazador debe madrugar cada fin de semana.

Suárez recuerda que de niño había liebres y arceas, un ave migratoria, para cazar. “Ahora las liebres ya no están, aunque se repoblaron en 1998, como tampoco las perdices, que también desaparecieron hace mucho”, explica el cazador.

En Llanera siempre hubo conejos para cazar; ahora también hay jabalíes y corzos y este año arcea. En la pasada temporada se cazaron en el coto de Llanera un total de 182 jabalíes.

El coto de Llanera tiene 17.150 hectáreas e incluye el concejo de Llanera, una parte de Gijón y otra de Oviedo, la zona del Naranco. Tiene siete lotes y hay ocho cuadrillas con 14 batidas de jabalíes cada una. Cazan los fines de semana y los miércoles. Pero Suárez prefiere la caza menor de los jueves y los domingos en todo el coto, salvo donde haya caza mayor. También hay una cuadrilla de zorro, además de los cetreros y recechos de corza para arqueros.

Suárez lamenta que cada vez haya menos cazadores. “Tenemos mal cartel y no lo entiendo porque vuelvo a insistir en que somos los ecologistas”, comenta el cazador, que añade que “la gente está bajando y aunque tenemos a tres nuevos jóvenes hay otros que por edad nos van dejando”. En “La Perdiz” sólo hay una mujer socia de los 320 integrantes en la sociedad de cazadores.

Suárez nunca caza solo y aconseja ir acompañado, sobre todo después de su experiencia cuando tuvo un accidente cerca de Posada y se encontraba solo cazando. Ahora estará hasta el 31 de enero, fin de temporada para la caza menor.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *