Asturias // Los cazadores podrán abatir lobos en casos «muy puntuales»

¿Lo compartes?

El nuevo Plan del Lobo será llevado en los próximos días a la Cámara asturiana para su tramitación en la Junta, previo paso por el Consejo de Gobierno, de cara a su aprobación final, pero ya se van conociendo algunos aspectos del documento y confirmándose otros.El nuevo Plan del Lobo será llevado en los próximos días a la Cámara asturiana para su tramitación en la Junta, previo paso por el Consejo de Gobierno, de cara a su aprobación final, pero ya se van conociendo algunos aspectos del documento y confirmándose otros.

19/03/2014 | El Comercio Digital | TERRY BASTERRA

Para este 2014 el programa de actuación prevé que se abatan hasta un máximo de 50 cánidos en el conjunto de la región, una cifra menor que los 66 previstos para 2013 pero a la que tampoco se ha llegado nunca desde que se gestiona esta especie en la región hace ahora algo más de una década.
Otro de los aspectos destacados de ese nuevo texto es que permitirá la participación de cazadores en el control de la especie, aunque en casos muy determinados. Según explicó ayer en Benia de Onís la consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez, «el elemento de gestión que más llama la atención es que no sean sólo los responsables de la guardería, acompañados de los guardas de los cotos, sino que en el ámbito de una cacería normal, siempre que haya cupo, se pueda incorporar cualquier cazador en esa situación y que pueda actuar si se produjera la circunstancia de que yendo a otro animal como puede ser el jabalí se encontrara un lobo». Para Álvarez esta medida «va a permitir una mayor eficacia» en la gestión de la especie.
De las palabras de la consejera se desprende que la participación de los cazadores en el control del cánido se va a reducir a casos concretos. Según explicó Joaquín López, de UCA, el borrador del Plan contempla que en aquellas cacerías que se realicen en reservas de caza sí podrán disparar los cazadores a los cánidos, pero acompañados por un guarda del Principado y si no se ha llegado al cupo. En el caso de los cotos el texto contempla que «de forma esporádica», previa autorización de la Consejería, los guardas del coto puedan abatir lobos, y que «en casos ya muy puntuales» puedan hacerlo los cazadores. López explicaba ayer que en la reunión del Comité del Lobo del lunes se propuso a la Consejería que modificase el texto para permitir que en los cotos se pudiesen habilitar cacerías siempre con la compañía de un guarda del Principado. En ningún caso podrán llevarse la pieza como trofeo de caza.
La consejera añadió que el Plan del Lobo incluirá además otras medidas de gestión que «permitan una adecuación de los medios para ser más eficaces y menos caros a la hora de realizar los controles». Así mismo aseguró que lo que se ha buscado con la revisión de este documento «es que en aquellas áreas que no tiene gestión del lobo (donde no hay daños o su nivel es bajo) no tengan que verse castigadas por los ataques del lobo, y que en las áreas consideradas de gestión (donde sí hay más ataques) esta gestión sea una realidad para evitar un crecimiento desmesurado de la población».
María Jesús Álvarez acudió en la tarde de ayer a Benia de Onís para participar en una sesión informativa sobre la aplicación de la nueva Política Agraria Común (PAC). A su llegada al lugar donde se realizó la charla se encontró con una concentración de ganaderos que protestaban por los ataques que el lobo causa en los Picos de Europa y su entorno, la única zona de Asturias donde en 2013 no se redujeron los daños y donde las batidas siguen suspendidas por decisión judicial a la espera de lo que dictamine el TSJA. El regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga, José Antonio García Álvarez, señaló que el programa de control del lobo para 2014 «no me gusta porque no me vale que se marquen una cifra de lobos a abatir, habrá que matar los que sean necesarios, unos años puede que sea necesario que maten más, otros que menos».
Respecto a que los cazadores puedan disparar a los lobos en casos puntuales cuando salgan a por otras piezas, el regidor de Pastos entiende que esta medida «no va a beneficiar en nada a los ganaderos de los Picos de Europa porque ni dentro del parque ni en sus inmediaciones se puede cazar».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *