Asturias // En abril comienza la temporada de recechos

¿Lo compartes?

En abril comienza la temporada de recechos

07/03/2014 | Información de lne.es

«Se venden recechos de corzo en Asturias. Meses de Abril, Mayo y Junio. Precio 300 euros, permiso + 300 euros pieza ‘cobrada’; dos recechos 500 euros. Si no se logra matar el corzo son solo 300». Este tipo de anuncios son muy habituales estos días en los diferentes medios de comunicación escritos o a través de la web y es que el próximo 6 de abril comenzará la temporada de recechos sobre rebeco y corzo.

La temporada cinegética en sí en cuanto al jabalí se dio por concluida el pasado mes de febrero en el territorio asturiano, pero en cuestión de semanas comenzará lo que para los amantes de la cacería es la caza de “verdad”.

La orden anual de caza señala que la campaña de aprovechamiento cinegético queda establecida desde el primer domingo de abril, el seis, hasta el primer domingo de noviembre, 29, en cuanto a los rebecos y los corzos machos.

El rececho es una modalidad practicada por un solo cazador dirigida a la captura de ejemplares de rebeco, venado, corzo, gamo o jabalí, acompañado por un Guarda o Guía de Caza. Este tipo de actividad se practica en todo el mundo. Consiste en la búsqueda de un animal seleccionado por su trofeo, o simplemente para darle caza, efectuando luego un acercamiento sigiloso a la misma para abatirle.

Para muchos el rececho es una de las modalidades de caza más auténtica y deportiva, siendo la preferida por un gran número de cazadores, puesto que al tener el ejemplar más oportunidades de eludir al cazador que en ninguna otra modalidad, ofrece a este más satisfacción a la hora de “cobrar” la pieza que en otras especialidades como en batida. De ahí que sean muchos los que estén dispuestos a hacerse con recechos en cualquier parte de Asturias o del territorio nacional y de ahí la enorme demanda de esta modalidad.

El rececho es una de las modalidades más exigentes de la actividad cinegética. Es necesario un profundo conocimiento del medio. Saber valorar la oportunidad y saber cuando es el momento oportuno para el disparo. El recechista precisa desarrollar algunas habilidades, entre las que destaca ante todas el silencio y el don de la oportunidad. Destrezas vitales a la hora de “cobrar” una pieza en esta modalidad.

El rececho no es un ejercicio de puntería en sí. Esta no es la principal habilidad para un buen recechista. Sin duda es importante y la capacidad, llegado el caso, de arriesgar a realizar con seguridad un disparo a 200 metros o incluso a más distancia. Un buen recechista tiene la destreza de aproximarse a la pieza a la menor distancia posible, antes de realizar el disparo o renunciar a él. Esa es la principal habilidad de un buen cazador en rececho y también la singularidad de esta modalidad y el porqué de su demanda

En unas semanas comenzará la temporada de recechos y son muchos los que ya se preparan para poder disfrutar de su modalidad preferida pero deberán recordar que tendrán que portar en todo momento la pertinente autorización nominal, escrita por el titular cinegético en la que se consigne el cupo y período autorizado para cazar además del precinto de la pieza.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *