Asturias // El PP quiere declarar Ribasesella territorio libre de lobos

¿Lo compartes?

Los últimos daños del lobo en la cabaña ganadera de Ribadesella y los recientes avistamientos de la especie campando por los montes y sierras de Llovio y Santianes han vuelto a desatar la ira de pastores y representantes políticos y vecinales.

05/02/2014 | El Comercio Digital

Con el paso de los días y el aumento de daños y rastros crecen la indignación y el número de personas que piden públicamente la declaración de Ribadesella como ‘territorio libre de lobos’. Entre ellos se encuentra el concejal y portavoz del Partido Popular, Juan Manuel Blanco, para quien la única opción posible de solución al conflicto pasa «porque el Principado se quite la careta y nos diga si apuesta por el lobo o pretende mirar por los ganaderos, eliminando o controlando la especie que está diezmando sus rebaños».
El próximo fin de semana finaliza la temporada de caza en el coto de Ribadesella y según Blanco, con su conclusión, «se pierde una fabulosa oportunidad de actuar con contundencia». Su solución, «puntual y excepcional», habría pasado por la declaración del lobo como especie cinegética aprovechando la acción de los cazadores. «Pero la caza se acaba, el lobo sigue y los problemas para los ganaderos también porque, el Principado siempre actúa tarde, mal y nunca», censuró Juan Manuel Blanco. Y es más, a los daños y las bajas en el número de reses se unen los problemas burocráticos existentes cuando se presentan las reclamaciones ante la Administración competente. «Cuando piden la valoración todo son trabas, la Administración nunca está a la altura de las circunstancias», añadió.
El concejal conservador no piensa solicitar nuevas batidas, «porque no sirven para nada, salvo para despilfarrar el dinero público y hacer perder el tiempo a los ganaderos pisando bardales». En su lugar, pidió la unidad del colectivo y de los representantes políticos del concejo con el fin de alcanzar la «acción conjunta que nos permita hacer fuerza ante quienes deben tomar las decisiones». Para que Ribadesella consiga convertirse en un territorio libre lobos, también sería necesario el trabajo coordinado entre cazadores y la Consejería de Agroganadería, «para que los posibles daños del lobo como especie cinegética no repercutan en el coto de caza».
Sobre las cien mil firmas presentadas el lunes por el Observatorio Justicia y Defensa Animal en defensa del lobo asturiano y en contra de las «políticas de persecución» que según este colectivo sufre el lobo en Asturias, Blanco cree que también se pueden recoger firmas en defensa del colectivo ganadero. «El lobo debe existir, pero no a costa del perjuicio de terceros. Hay que conseguir el equilibrio necesario para que no sean siempre los mismos los que pierden», añadió en claro apoyo a los ganaderos.
Aún se desconoce el número de lobos que dominan los montes riosellanos, «aunque todo apunta a que hay más de uno». Cazadores de diferentes cuadrillas avistaron un ejemplar el pasado domingo entre Llovio y Santianes. Ese mismo día se encontraron con el cadáver reciente de un ternero a la altura de Guadamía y los restos antiguos de varias ovejas devoradas por el lobo. Pero es que además, la semana pasada se comía tres cabras bermeyas propiedad de Jesús Pérez, ganadero de Santianes que en los últimos meses ha sufrido varios ataques del lobo. En mayo de 2013 perdió otras seis cabras que tenía guardadas en el corral donde habitualmente pasan la noche, a escasos cincuenta metros del núcleo de población habitado. Un mes después, en junio de 2013, ante la ausencia de ganado menor, el ataque se centró en una xata de dos meses y medio, perteneciente a un rebaño de cincuenta vacas de la raza Asturiana de la Montaña que este mismo pastor había subido a los montes colindantes con la vega de Peme. Entre mayo y junio se organizaron dos batidas por los montes de Cuana, pero sin resultado alguno.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *