Asaja pide que se prohíba el descaste de zorros y rapaces para combatir la plaga de topillos

¿Lo compartes?

Agricultores se reúnen con Castro para exigir quemas controladas y otras medidas para acabar con el roedor que “está diezmando las cosechas”

14/08/2014 | La Opinión de Zamora | J. A. García

Representantes de Asaja reunidos ayer con Alberto Castro / Foto: Emilio Fraile
Representantes de Asaja reunidos ayer con Alberto Castro / Foto: Emilio Fraile

La organización agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) trasladó ayer al delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, en Zamora, Alberto Castro la petición de que este año no se autorice el descaste de zorros ni la caza de otros predadores durante la media veda por entender que cumplen una labor beneficiosa para combatir la plaga de topillos “que avanza muchísimo en Tierra de Campos”, también, aunque en menor medida, “por el Bajo Duero”, y asimismo “aparece de forma puntual en otros puntos de la provincia”.

El presidente del sindicato agrario en Zamora, Antonio Medida, hizo mención a que “en Palencia la prohibición de cazar el zorro se extiende a todo el año”. No obstante, Medina subrayó que “no queremos perjudicar a los cazadores y, si vemos que la población de zorro crece y disminuye la de topillos, creemos que puedan realizarse descastes”.

Uso de veneno

Medina, que estuvo acompañado por José Luis Grajal y César Hernández, también incidió en quemas controladas, “a partir de octubre”, en algunos escenarios que son reservorios del roedor, como las cunetas. También apostó por el uso del veneno “pero no como hasta ahora, que teníamos que tirarlo en las huras y taparlas, porque es algo inviable para los agricultores”, sin tiempo para semejante operación. Señaló que el veneno puede emplearse por los técnicos de la administración en zonas perdidas. Propuso que “queden ciertas zonas libres, donde puedan actuar las aves rapaces”, pero dijo que “hay ciertas zonas de maleza donde los técnicos de la Junta puedan actuar con veneno, de forma que no se tira veneno en masivo”. Hizo especial hincapié en señalar que “es un problema de toda la sociedad y que detrás pueden derivarse enfermedades de no tomar medidas sin demora”. “Ahora, cuando se han metido las cosechadoras, hemos visto que ha aumentado el daño, que han crecido la población de topillo, que son voraces y han empezado a devorar los cultivos. Han comenzado a bajar a las zonas de regadío y atacan a ciertas plantas como el maíz dulce y el girasol. Tenemos mucho miedo los agricultores”, expresó Medina. Señaló, además, que “están apareciendo animales muertos, como cigüeñas, rapaces y liebres”, e hizo hincapié en que “nadie les eche la culpa de la culpa porque este año no se ha tirado prácticamente nada de veneno”. Asaja considera que “Europa debe saber el problema que tenemos y debe actuar”. Indicó que “los agricultores recibimos un dinero de la PAC, que viene enfocada a las pérdidas, pero, al final, con los costes y que no nos dejan actuar, se llevan la PAC. No nos regalan nada”.

Alberto Castro adquirió el compromiso de trasladar las peticiones a la Consejería de Agricultura. No obstante, considera que las quemas controladas “no pueden permitirse bajo ningún concepto, en el mes de agosto, por los riesgos que conlleva”, y se estudiarán la no autorización de la caza del zorro y ciertas rapaces y córvidos que se nutren de los topillos. El delegado Territorial reconoció el repunte de la población de topillo en ciertos escenarios de Tierra de Campos y de La Guareña. Por otra parte, no hay constancia de ningún caso de tularemia en la provincia de Zamora.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *