Asaja afirma que la tuberculosis aumenta en las explotaciones ganaderas de Extremadura

¿Lo compartes?

La organización profesional agraria Asaja de Extremadura ha afirmado hoy que la media de explotaciones ganaderas afectadas de tuberculosis sigue aumentado y que se concentran en los municipios de áreas cinegéticos, y ha solicitado al Gobierno regional que adopte medidas como que el jabalí se pueda cazar durante todo el año.

05/09/2014 | La Crónica de Badajoz

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García, ha manifestado en una rueda de prensa en Cáceres que casi 600 explotaciones de ganado vacuno están afectadas de tuberculosis de un total de 9.500, y achaca esto al incremento de la población de jabalí y ciervos.

Para García existe “una falta de voluntad política” en solucionar el grave problema económico que la tuberculosis ocasiona a las explotaciones ganaderas de Extremadura y, fundamentalmente, a las de la provincia de Cáceres.

Estas explotaciones se concentran en áreas cinegéticas como el Parque Nacional de Monfragüe, las Sierra de San Pedro, el Tajo, las Villuercas-Ibores y Tentudía.

García ha indicado que la alta densidad de fauna cinegética hace que los animales salvajes compitan por los espacios con el ganado, aumentando el contacto y, por lo tanto, el riesgo de contagio.

Por esto, se hace necesario bajar esos niveles de poblaciones a censos acordes y en función de las superficies que tienen que ocupar, ha señalado.

Ha asegurado que se ha pasado del 3,29 por ciento de media de explotaciones afectadas en 2012 al 4,58% en 2013, y que “se sigue subiendo”.

Entre las zonas afectadas destacan comarcas como Valencia de Alcántara, con un 12,98%.

Para Asaja, la resolución publicada por la cual se declara la emergencia energética “ni en su contenido, ni en las medidas propuestas, ni las zonas declaradas para el control de la tuberculosis del sector cinegético, es suficiente para erradicar la enfermedad”.

García ha lamentado también que el Gobierno de Extremadura “no haya ni tan siquiera dialogado y menos, por tanto, consensuado con el sector ganadero, las medidas establecidas, ni las zonas de actuación”.

Ante esta situación ha propuesto que el jabalí se pueda cazar durante todo el año en las áreas de regadío que son “un gran reservorio de la enfermedad de la tuberculosis, así como transmisor de la misma, pues más del 67% de los jabalíes están infectados de tuberculosis”.

El presidente de Asaja Extremadura ha exigido que se busquen otros modelos de gestión de caza como en los países de centroeuropa, donde el gestor asume la responsabilidad de los posibles daños que pueda causar, lo que, por otra parte, así viene recogido en la Ley de caza de Extremadura, ha añadido.

Asimismo, el dirigente agrario ha animado a los ganaderos cuyas explotaciones sean colindantes con cotos que gestione la Administración y tengan animales afectados que, a través de sus servicios jurídicos, “se le demande por daños y perjuicios, y responsabilidad patrimonial”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *