Aragón // Los cazadores turolenses confían en la nueva temporada

¿Lo compartes?

La caza menor comenzó en Aragón el pasado fin de semana y se suma así a la mayor que se inició el pasado mes de septiembre. Las principales novedades en la normativa se produjeron en la caza mayor con medidas como la ampliación del periodo de caza de las hembras de corzo a rececho quedando permitida esta modalidad de caza entre el 15 de septiembre hasta el cuarto domingo de febrero.

18/10/2013 | Diario de Teruel

Otra novedad ha sido el horario para realizar esperas nocturnas, sólo cuando estén produciendo daños a los cultivo, que podrá ser toda la noche (antes no se especificaba el tiempo).

La orden incluye un nuevo artículo referente al transporte de piezas de caza para uso particular o para su transporte hasta un establecimiento de manipulación de caza. El responsable deberá disponer de una autorización de transporte que será emitida y firmada por el responsable de la cacería. Una misma autorización puede servir para amparar el transporte de hasta diez piezas. Las autorizaciones serán necesarias tanto para las carnes como para los trofeos, que se podrán separar. Esta medida contribuye a evitar el furtivismo y permite identificar las piezas en caso de controles policiales.

Un total de 7.324 licencias de cazadores empadronados en Teruel se registraron el año pasado, de un total de 50.000 que se otorgaron en el conjunto del territorio aragonés según las estadísticas del Inaga. Una temporada que desde la Federación Aragonesa de Caza ha sido calificada de mala. Los cazadores confían ahora que las lluvias de la primavera y del pasado verano propicien que seta nueva temporada sea mejor.

“A priori la perdiz ha criado bien pero va muy tardía”, explicó ayer el delegado provincial de la Federación, Antonio Gómez, en relación a la caza menor, cuya campaña empezó el pasado domingo.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *