Alto consenso con la nueva Ley de Caza

¿Lo compartes?

La nueva Ley de Caza que tramita el Parlamento aragonés fue abordada ayer en el programa ‘Tribuna Abierta’ de ZTV con la participación del presidente de la Federación Aragonesa de Caza, Fernando Tello, y los diputados Miguel Ángel Lafuente (PP), Alfonso Vicente (PSOE) y Miguel Aso (IU).

08/01/2015 | Heraldo.es | Javier Benito

En general, el debate reveló el alto grado de consenso existente sobre el fondo de la nueva regulación, centrado en gran parte en la corrección de los daños agrícolas producidos por las especies cinegéticas. En este sentido, Tello recordó que se ha recogido su demanda fundamental de que los agricultores comuniquen obligatoriamente los daños por la fauna “con un tiempo prudente, mayor para los cereales que para los frutales”. De esta forma, explicó, se solventa la “indefensión” a la que a menudo se veían sometidos los cazadores de cargar con el coste de los daños sin haber tenido siquiera oportunidad de intervenir antes de las cosechas.

Aso cuestionó el alcance real del consenso, porque –dijo–, no se ha pactado con IU ni otros grupos políticos y tampoco con organizaciones ecologistas ni ha recogido sugerencias de entidades de derecho público como los colegios profesionales de Biólogos o de Ingenieros Técnicos Agrícolas. Pero Lafuente –con quien mantuvo un especial cara a cara durante el debate, por otra parte relajado y amistoso–, le replicó que, aparte del amplio acuerdo patente en esa misma reunión como reconoció el propio representante de IU, la nueva ley también había obtenido el visto bueno de organismos plurales y determinantes en este asunto como los consejos de Caza y de Protección a la Naturaleza.

Mientras Vicente puso objeciones formales porque esta ley “continuista” no requería una revisión total, sino una mera modificación, Aso recordó que su grupo ha presentado una enmienda de filosofía a la totalidad por considerar que, además de ser innecesaria, la nueva ley “da una vuelta de tuerca en la dirección de potenciar una economía insostenible” tanto con la agricultura intensiva como con la propia actividad cinegética.

El diputado de IU contribuyó a matizar que, si bien la caza mayor ha experimentado una explosión demográfica, en la caza menor ha ocurrido lo contrario. Algo que aún afinó más el presidente de los cazadores al puntualizar que especies como el conejo apenas se ven en unas zonas mientras en otras hay “auténticas plagas”. En todo caso, recalcó, “ese descenso de la caza menor no se puede achacar a los cazadores”, sino al uso de herbicidas, insecticidas o semillas blindadas y a otros factores ajenos al coletivo, que es el primero en autolimitarse, especialmente con la perdiz, la reina de esta modalidad.

En la misma línea, Vicente, que además de diputado y exconsejero es un reputado cazador, recalcó el autocontrol de este colectivo y apuntó que no se les puede culpar de que vengan menos codornices, porque “también vienen menos golondrinas y los cazadores no las matamos”. Un punto donde el acuerdo fue total es el papel clave del conejo como base de la cadena trófica, por lo que habría que prestarle especial atención desde todos los ámbitos.

Por otra parte, la ley autonómica recoge las previsiones de la nueva ley estatal de Tráfico respecto a la responsablidad en caso de accidentes: del conductor en primer lugar, de Obras Públicas si la vía no está debidamente señalizada o vallada, y de los cazadores sólo hasta doce horas después de hostigar a la fauna con perros o batidores. Aunque en Aragón los cazadores tienen el “privilegio” de que la DGA asume también esos gastos a cambio del incremento de tasas y licencias aplicado en su día.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *