Alicante // La plaga de gazapos alcanza a Villena y al Medio Vinalopó

¿Lo compartes?

En el campo villenense la plaga de conejos se ha convertido en un quebradero de cabeza para los agricultores que contemplan impotentes como los pequeños mamíferos acaban con las cosechas de cereales, la vid y las hortalizas.

16/05/2014 | Información de Alicante | I. ALCARAZ / J.C.P.G

Los cultivos ubicados cerca de la Acequia del Rey –desde el paraje de Casa de Menor hasta la Colonia de Santa Eulalia– son los más afectados por la voracidad de los conejos, «aunque la plaga se extiende por todo el término municipal, incluso han llegado a destruir nuevas plantaciones de oliveras», aseguró el presidente de la Cooperativa Agrícola Villena, Francisco Ruíz. Asimismo, indicó que en los terrenos de cultivo situados junto a zonas montañosas la incidencia de los pequeños mamíferos es mayor, «la sequía que padece la zona provoca que los conejos, sin comida ni agua, busquen sobrevivir en la huerta de Villena».
Aunque son muchos los agricultores villenenses que han optado por vallar sus cultivos para impedir el paso de los pequeños mamíferos a los mismos, lo cierto es que siguen dañando los campos. Los campesinos se quejaban ayer en el almuerzo que se realiza en la pedanía de las Virtudes en honor a su patrón, San Isidro, de que «nadie pone solución al problema».
El concejal de Medio Ambiente, José Tomás Molina, afirmó que se ha puesto en conocimiento de la Conselleria de Agricultura «la plaga de conejos que padece el término municipal, con el fin de que nos informen de cómo atajar el problema, ya que se ha comprobado que con la caza no es suficiente. Puede que la solución venga de la mano del ámbito ambiental con la repoblación de aves rapaces y depredadores en las zonas montañosas».
En el Medio Vinalopó la plaga de conejos también está afectando a la uva de vino, si bien las mayores pérdidas económicas se están produciendo en la uva de mesa. Los conejos se encaraman a las cepas y se comen los racimos más bajos de las cepas. Además, para conseguir agua mordisquean las gomas del riego por goteo, lo que obliga a los agricultores a tener que reponerlas de forma periódica.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *