9 cosas que no sabías de los ciervos

¿Lo compartes?

¿Cuántas veces has caminado con el máximo sigilo, totalmente camuflado, y aun así cuando te has querido dar cuenta sólo te ha dado tiempo a verle los cuartos traseros a ese venado o corzo que estabas buscando? A continuación te revelamos 9 aspectos sobre los sentidos de los cérvidos que te ayudarán a conocerlos mejor.

25/01/2016 | Redacción JyS

Los ciervos tienen una agudeza visual cinco veces peor que los humanos

shutterstock_135061436
Foto: Mark Caunt

Un asunto que ha sido epicentro de muchos debates entre cazadores ha sido la vista de los ciervos. No hace tanto que se pensaba que tenían un sentido de la vista agudísimo y que podían ver a un cazador moviéndose entre la espesa vegetación y a grandes distancias si este llevaba vestimentas naranjas.

La verdad es que los ciervos poseen una gran vista, pero se ve enturbiada por algunas desventajas que se generan en el campo. Por ejemplo, tienen una pobre percepción de la profundidad, son incapaces de distinguir los colores correctamente y tampoco son capaces de distinguir detalles a grandes distancias. De acuerdo con un estudio publicado en 2007 de la Universidad de Georgia, los cérvidos tienen una agudeza visual de 20 sobre 100, lo que significa que un humano verá la misma cantidad de detalles a 100 metros que un ciervo a 20.

Detectan mejor el movimiento y tienen mejor visión nocturna

VENADOS DE ALTA MONTAÑA

Aunque los ciervos no son capaces de ver tantos detalles como nosotros, ellos son mejores detectando movimientos y ven mejor de noche. Esta es una capacidad que tienen las especies que son presas para estar en vigilancia constante de los ataques de los depredadores.

Los humanos detectan el movimiento siguiendo y fijándose en el objeto directamente. Esto se debe a la alta concentración de conos en los ojos que focalizan en un punto. Por el contrario, los ciervos poseen una concentración horizontal de conos en sus ojos, lo que les permite seguir un objeto sin moverlos.

Los ciervos también retienen mucha más luz que los humanos y por eso ven mejor de noche.

Su campo de visión es muy amplio

shutterstock_330413285
Foto: Natalia Maroz

Esto se explica gracias a la colocación de sus ojos en el lateral de sus cabezas, gracias a esta característica los ciervos gozan de un campo de visión de 300 grados. Este gran ángulo de visualización permite controlar el horizonte en busca de predadores, entre los que se pueden incluir a los cazadores.

Los ciervos ven bien el amarillo y el azul pero tienen dificultades con el rojo y el naranja

Foto: Eduardo Pompa.
Foto: Eduardo Pompa.

Puedes llevar perfectamente un chaleco reflectante naranja para tu seguridad que no influirá en el resultado de la cacería. La visión del color se basa en fotopigmentos en los conos y bastones de la retina. Los seres humanos cuentan con tres fotopigmentos que son sensibles al rojo, al azul y al verde. Los ciervos sólo son sensibles al azul y al verde, como muchos otros animales, así que tienen problemas para distinguir el rojo y el naranja.

Pueden detectar olores 1.000 veces mejor que tú

Foto: ericlefrancais.
Foto: ericlefrancais.

Los ciervos poseen 1.000 veces más receptores olfativos que los humanos. De hecho, el olfato es el sentido más agudizado en estos animales.

Son capaces de olerte a casi un kilómetro

Foto: Milosz_G
Foto: Milosz_G

En las condiciones adecuadas, un ciervo te olerá al llegar desde aproximadamente 800 metros. Puede sonar desalentador, pero en realidad es más fácil de lo que aparenta. Después de todo, pocos cazadores conseguirían hacerse con uno si estos corrieran a la primera sospecha de problemas. El olor no es lo que primero les llega, con una aproximación adecuada teniendo en cuenta el viento cualquier cazador puede acercarse a un ciervo hasta tenerlo delante.

Pueden procesar múltiples olores a la vez

Foto: Janusz Pienkowski.
Foto: Janusz Pienkowski.

Pueden identificar hasta seis olores al mismo tiempo. Tienen un órgano especial encima de la boca, el órgano de Jacobson, que actúa como una segunda nariz. También utilizan una mayor parte del cerebro, comparado con los humanos, a analizar olores. Todos estos factores puestos en conjunto dan como resultado, y siempre en relación con las habilidades humanas, una mayor capacidad de identificar olores.

Oyen igual que los humanos

Foto: Africa Studio.
Foto: Africa Studio.

De acuerdo con numerosos estudios actuales, los ciervos tienen la misma capacidad de oír que nosotros. Aunque suene increíble, los ciervos y los humanos oyen mejor en frecuencias medias y bajas, pero estos animales si que pueden detectar sonidos en alta frecuencia lo que les confiere una pequeña ventaja.

La diferencia radica en que los ciervos reconocen mucho mejor los sonidos que no pertenecen a su entorno, como la tos inoportuna de un cazador.

Sus orejas móviles son una especie de radar

Foto: Nejron Photo.
Foto: Nejron Photo.

La ventaja más ponderosa que poseen los ciervos son sus orejas en forma de embudo. Estas están diseñadas específicamente para identificar sonidos y localizar amenazas, por lo que si ves que las orejas de un ciervo apuntan hacia ti, más vale que te olvides de ese ejemplar pues ya has sido localizado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *