10 consejos del abuelo sobre caza que debes recordar

¿Lo compartes?

Nuestros abuelos han ido adquiriendo con el tiempo una serie de conocimientos sobre el campo y la naturaleza que nos intentan transmitir. Tienen grandes consejos que ofrecer, ya sea sobre caza, pesca o vivencias en general. Aquí te traemos 10 consejos de abuelo sobre caza que deberías aprender para mejorar.

09/03/2016 | Redacción JyS

apertura1

  1. Esfuérzate

Si te limitas a salir el primer día de la temporada con tu arma, que no has sacado desde el final de la anterior temporada, lo más seguro es que falles la mayoría de las piezas que te salgan. Necesitas esforzarte también fuera de temporada y practicar en el campo de tiro.

  1. Aguanta un poco más en el puesto

Mantenerte en el puesto cinco minutos más cuando ya estás cansado y preparado para marcharte a casa puede parecer un fastidio. Pero la verdad es que la única manera de conseguir cazar el animal que andas buscando es estar en el momento preciso a su paso por la querencia habitual. La paciencia es tu mejor arma.

  1. Ve a sitios a los que otros no irán

No importa en el terreno que estés cazando, la gente tiende a ser vaga. La mayoría se queda cerca de lugares de fácil acceso, donde tienen que andar poco. Es por ello que los animales no frecuentan esos sitios concurridos, y si tú te esfuerzas y buscas un lugar alejado del resto, tendrás más oportunidades de abatir algunas piezas por encima de la media.

  1. Aprende de cada salida al monte

Cada vez que abandonas el campo debes salir con más conocimientos sobre la caza que cuando entraste. Haz de ello una prioridad, no salgas del monte hasta que no hayas aprendido algo nuevo que pueda ayudarte en la siguiente cacería.

  1. Nunca andes demasiado deprisa.

Moverse o andar demasiado deprisa es una de las razones por las que se pierden más oportunidades de abatir una pieza. Si tú mismo puedes oir algún ruido de tu cuerpo moviéndose cuando andas, es que estás yendo demasiado deprisa. Aminora la marcha y presta más atención a lo que te rodea.

  1. Intenta no sudar

Hay muchas probabilidades de que el sudor arruine la cacería. Evítalo a toda costa. El sudor no sólo contiene olores que son casi imposibles de tapar, sino que además te molestará durante toda la cacería. Si el clima es cálido, el sudor hará que atraigas a insectos molestos y si el clima es frio, el sudor se enfriará y hará que pases más frío. Haz todo lo que puedas para evitar sudar.

  1. La seguridad es lo primero

No importa cuán grande sea la presa que persigas, tu vida está por delante. Haz saber a alguien dónde vas a estar si cazas solo. Si tienes un accidente te sentirás reconfortado si alguien sabe dónde encontrarte.

  1. Conoce tu equipo

Una de las mejores formas de hacerte con ese animal que tanto tiempo llevas buscando es conocer tu equipo a la perfección.

  1. La práctica y la habilidad te ahorran dinero

Algunos piensan que para conseguir un gran trofeo debes gastar ingentes cantidades de dinero en equipamiento, y no es así. Coge tu escopeta, tu rifle o tu arco y aprende a dispararlo rápida, silenciosa y eficazmente. Si puedes conseguirlo, estás más cerca de conseguir buenas piezas que quien se ha comprado el último modelo de equipo pero no sabe utilizarlo adecuadamente.

  1. La caza se basa en la paciencia y en el respeto

Si te aseguraras una pieza cada vez que sales al monte, no sería caza, ¿verdad? La caza es paciencia y necesita una dedicación de tiempo y esfuerzo para que las salidas cinegéticas sean exitosas.

Y el respeto por los animales está por encima de todo, recuerda que es una vida que tú estás quitando apretando el gatillo o tensando el arco. Cada uno tiene sus razones para hacerlo, pero asegúrate de conocer las tuyas y de conseguir abatir los animales de la forma más respetuosa posible.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *